Entrevista

Enmanuel Paúcar: “Es un privilegio vestir la camiseta de la ‘U'”

PARTIDO DE FUTBOL POR EL TORNEO CLAUSURA 2015, FECHA 7, ENTRE LOS EQUIPOS DE UNIVERSITARIO DE DEPORTES CONTRA ALIANZA LIMA, JUGADO EN EL ESTADIO NACIONAL.

Asentado en el equipo titular de Universitario, el joven mediocampista no oculta sus sensaciones a la hora de hablar del cuadro crema. Ha ganado confianza y lo plasma en este diálogo, donde repasa su tránsito en Esther Grande de Bentín, valora la oportunidad que le dio Chale y agradece a su familia por lo que ha logrado.

Por Renzo Pucce-@RenzoPucce

Temperamental, solidario y con bastante convicción. Así se describe Enmanuel Jesús Paúcar Reyes, mediocampista de Universitario de Deportes, diseñado más para la marca, que se ha ganado la consideración de Roberto Chale dentro del rompecabezas titular del estratega crema. El menor de tres hijos, no tuvo que esperar demasiado para obtener un título en  el fútbol profesional. Sus 19 años bastaron para aportar a la consagración de la ‘U’ en el Torneo Apertura 2016. El primer gran metal de un chico de San Juan de Miraflores tetracampeón en Copa Federación con la categoría 96 de Esther Grande de Bentín, club que se encargó de su formación integral durante siete años (2007-2014) antes de aterrizar en el equipo crema.

Compartió con Renato Tapia en las divisiones inferiores. “Siempre fue líder”, señala. A diferencia del futbolista del Feyenoord de Holanda, Paúcar no ha debutado en la selección mayor. Pero sí pasó por todos los seleccionados juveniles nacionales: Sub-15, Sub-17, Sub-18 y Sub-20. Espera subir el peldaño final en unos años. Tiene la certeza de que así será. “Si sigues esforzándote va a llegar el momento”,profesa. Detrás de su determinación, se le nota maduro, ubicado y desenvuelto. Parecido a lo que proyecta en el terreno de juego. Esta vez, no se prepara para un partido de 90 minutos, pero sí para sostener una charla en la que desprende muchas conclusiones y recuerdos valiosos. ¿El más importante? Cuando le regalaron su primera pelota.

¿Cuáles fueron los méritos de Universitario para lograr el título del Apertura?

Lo más importante fue la unión del grupo. Nos hicimos muy fuertes como equipo y eso nos llevó a sacar buenos resultados en el Apertura. Con el pasar de los partidos, nos fuimos comprendiendo de mejor forma y dimos ese primer paso.

¿Cuánta participación tuviste en aquel torneo?

Al comienzo, jugué algunos partidos con la Reserva. Poco a poco me fui ganando un espacio en el equipo. Salía en banca; entraba algunos minutos. Hasta que se me dio la oportunidad en un partido contra Unión Comercio y desde ahí tengo continuidad.

¿Cómo reponerse al mal inicio en el Clausura?

Tenemos las ganas de sacar esto adelante. Sabemos que tenemos que mantenernos como líderes.

¿Cómo es la relación con Roberto Chale?

Bastante buena. El profesor es muy abierto con todos los jugadores. Cuando estamos en el trabajo todo es seriedad, pero es muy alegre. Siempre se acerca a conversar. Es bueno tener a un técnico que te brinde confianza.

¿Qué funciones te encarga dentro del terreno de juego?

Me indica que mantenga el equilibrio en el mediocampo, que esté bien ubicado, cumpla con la función de marca y en las oportunidades que tenga, desprenderme.

¿Sientes que te has acoplado rápidamente al primer equipo desde tu debut?

Debuté en el 2015 en un partido contra César Vallejo. De ahí en más tuve mayor participación con el primer equipo y he ido adquiriendo mayor confianza gracias al respaldo de mis compañeros de mayor experiencia, que aconsejan siempre.

En ese momento, Luis Fernando Suárez dirigía a Universitario. ¿Cómo valoraste el hecho de que un entrenador mundialista te hiciera debutar?

Definitivamente, fue algo especial. Soñaba con la posibilidad de debutar en Universitario y se me dio con el profesor Suárez. Minutos antes del partido estaba emocionado, con sentimientos encontrados. Es un día que va a quedar marcado para mí. El debut en Primera siempre lo voy a recordar.

¿El debut ocurrió como lo imaginaste?

Uno imagina de muchas formas ese momento. No veníamos sacando buenos resultados y cuando menos te lo imaginabas, se me dio la oportunidad. Un partido difícil en Trujillo ante un Vallejo que era un muy buen equipo. Al margen de que el resultado no fue favorable para nosotros, un debut siempre va a ser especial para un jugador.

¿Te ha pesado vestir la camiseta de Universitario?

Más que eso, es un privilegio vestir la camiseta de la ‘U’, algo que me enorgullece día a día. Es una motivación extra jugar por Universitario.

¿Los últimos resultados negativos son producto de las ausencias de Chale y jugadores importantes convocados a la selección?

Son jugadores importantes, pero como todos trabajamos para tener una oportunidad en el equipo titular. En el caso del profesor Chale, su presencia ayuda por los años de experiencia que tiene en el fútbol. Los partidos que disputamos se presentaron complicados y no se pudieron sacar el resultado. Todos somos piezas fundamentales en el equipo y estamos para lograr buenos resultados.

Con el regreso de Chale, ¿el objetivo es recuperar el funcionamiento colectivo mostrado en el Apertura?

Queremos repetir lo que hicimos en la primera parte del año. Demostrar que podemos sostener una buena temporada con buen juego. Seguramente lo vamos a lograr.

¿Cuál es tu balance de la participación de Perú en la Copa América Centenario?

Un balance bastante positivo. Han tenido participación jugadores que antes no habían tenido tantos minutos en la selección o algunos que recién han sido convocados. Ha sido bastante importante que gente joven aporte al equipo. Le hace bien al futuro de la selección y al fútbol peruano. Si se mantiene en el tiempo, nos va a dar buenos resultados.

¿Las convocatorias de Edison Flores y Andy Polo te invitan a pensar en un llamado a la selección mayor más adelante?

Uno siempre aspira a eso. Teniéndolos de compañeros sabemos las condiciones que poseen. Han puesto su granito de arena para avanzar este peldaño en la Copa. Es una motivación tenerlos al lado.

¿Cómo asimilas tu transición por todas las selecciones juveniles?

Es importante tener esa experiencia desde muy chico. Es muy lindo jugar por tu selección, representar a tu país. Es una experiencia única. En su momento, espero llegar a la selección mayor.

¿Con qué nivel te encontraste en las competencias que disputaste con Perú?

Hay muchas cosas por rescatar. Los otros países tienen una idea de trabajo clara. Van pensando en la selección mayor desde la etapa formativa. Llegan con un concepto claro de lo que es el juego.

¿Qué entorno te rodeó en tu etapa formativa?

Esther Grande de Bentín me dio una formación bastante buena, con profesores que en todo momento me orientaron por el buen camino. Un club al cual estoy muy agradecido. Toda mi etapa de menores la pasé allí y creo que es uno de los mejores a nivel de menores.

¿Qué posibilidades te dio Esther Grande de Bentín?

Ver el fútbol como una profesión. Una vez adentro, veía el fútbol de otra manera y disfrutaba los entrenamientos día a día. Para mí no era un sacrificio; era lo que a mí me gustaba. La pasaba bien, estaba contento y todo eso se lo debo al club.

¿Cuán vital es el entorno en el desarrollo de un futbolista juvenil?

Es importante tener un buen entorno. Gente que siempre te oriente. Acá hay mucho talento que luego se van perdiendo. Gracias a Dios, tuve a profesores y a mi familia apoyándome en todo momento. Si un chico tiene la aspiración de llegar a ser futbolista profesional, es importante que la familia lo incentive a que juegue. Al final, es un deporte, que en mi caso nos unía.

¿Cuándo interiorizas que quieres ser futbolista profesional?

Fue cuando ya estaba en EGB. Habitualmente pasaba por las academias de verano para estar ocupado. El tiempo que tenía de vacaciones lo ocupaba haciendo deporte. Cuando se me presentó la oportunidad de pasar a la escuela competitiva de Bentín, que era durante todo el año, es ahí donde decido que quería jugar; apostar hasta donde podía llegar.

¿Qué hay en el camino para llegar al profesionalismo?

El fútbol te da privilegios. Tener experiencias. Madurar hasta más rápido porque viajas desde muy chico. Me tocó viajar desde los 15 años solo, algo que nunca imaginé. Es una motivación más porque te das cuenta que tu esfuerzo va dando frutos y que cada vez estás más cerca de lo que querías. También hay cosas de las que te tienes que privar. Pero no son sacrificios porque es algo que uno escoge y donde lo pasa bien.

¿Para ti no es un sacrificio?

No. Escogí lo que quería para mí. La paso bien. Disfruto al máximo cada partido.

¿Cuál es el sacrificio más grande que hizo tu familia para que tengas éxito?

Mi familia siempre ha estado pendiente de mí. Si necesitaba ir a entrenar, mis papás me llevaban a los entrenamientos y esperaban hasta el final. Estoy muy agradecido con ellos porque se preocuparon por el sueño que tenía. Confiaron en mí.

¿Qué recuerdas de las campañas de Bentín en Copa Federación?

Nuestra categoría 96 logró cinco títulos de Copa Federación, de los cuales pude ser parte en cuatro. Fue un equipo bastante unido. Me tocó jugar con compañeros que estudiaban conmigo en el colegio. Los papás se conocían e íbamos juntos a entrenar. Recuerdo un partido contra San Martín en el 2011, el primer año en el que salimos campeones. Muy especial para todos.

¿Qué valoras de la Copa Federación?

Ha sido valioso desde el hecho de competir contra otros rivales, medir a qué nivel puede estar uno. Año tras año, el campeonato de Federación ha ido mejorando. Sería más beneficioso, si aparecen más equipos con mayor nivel. Aportaría mucho para el fútbol de menores y ayudaría a la hora que las selecciones juveniles enfrenten a otros países.

¿Consideras que hay un plan de trabajo en la Federación para el trabajo de menores?

Sí, hay iniciativas. Poco a poco se va a avanzando en esa parte. Ahora, muchos clubes de Primera apuestan más por jugadores jóvenes y creo que estamos en un proceso de cambio.

¿Qué le pide el fútbol moderno a un mediocampista?

El fútbol es muy dinámico, más aún en mi posición. Tengo que estar siempre atento a marcar. Se fricciona mucho, pero también se le pide que juegue un poco más.

A partir del rol que desempeñas y la amplia brecha de potencialidades entre un equipo y otro, ¿sientes que hay una tendencia a priorizar el aspecto defensivo?

Puede ser. Todo se ha vuelto mucho más táctico. Los equipos se preparan mucho más, se analizan. Los equipos se paran tácticamente de distinta manera y eso hace que haya partidos más cerrados y que quizás no sean tan vistosos. Pero se aumentó la dinámica, el vértigo. El jugador que no esté físicamente bien le cuesta un poco más.

¿Cuál es la satisfacción más grande que te ha dado el fútbol?

Compartir con mi familia. Hace poco salí a la cancha en un partido de Universitario con mi sobrina; era algo especial para mí. El simple hecho de jugar al fútbol y ver a mi familia en la tribuna disfrutar de lo que yo hago me pone muy contento.

¿Qué proyecciones tienes en el corto y largo plazo?

Crecer. Espero consolidarme en el fútbol. Si se da la oportunidad, emigrar definitivamente. El anhelo de todo jugador es jugar en el exterior y potenciarse porque el nivel de allá es superior. Además, representar al Perú.

¿Qué consejo le darías a aquellos padres que presionan a sus hijos durante su formación?

El fútbol es un deporte para disfrutarlo y como tal tenemos que disfrutarlo en todo momento. Más aún los chicos que recién están empezando. Lo único que se hace con presionarlos es que no terminen de disfrutar el fútbol y vayan tensionados. Se trata de pasarla bien y dejarlos que surgan por sus propios medios.

¿Cuál es tu lema de vida?

La perseverancia. Al margen del talento o de todo lo que se pueda tener, si uno es perseverante, siempre va a lograr las cosas. Hay jugadores que son muy talentosos y otros que no, pero si se esfuerzan el doblen, son los que mejores resultados tienen con el tiempo.

Foto: Depor

SUBIR