Entrevista

Sudamericano Sub-17: Anthony Aoki, el peruano de origen japonés que quiere viajar a India

ENTREVISTA ANTHONY AOKI

El recorrido de la selección peruana sub-17 previo al debut ante Brasil en el Sudamericano de Chile contado por Anthony Aoki, líder con y sin cinta de capitán  en el equipo de Juan José Oré.

Por Renzo Pucce

Su nombre completo tiene evidentes raíces japonesas, pero es peruano. Asegura que no come con palitos chinos. Aunque señala que ha heredado la disciplina de la cultura japonesa. Anthony Tadashi Aoki Nakama porta la cinta de capitán en la selección peruana que disputará el Sudamericano sub-17 de Chile a desarrollarse del 23 de febrero al 19 de marzo. El día del debut ha llegado. Nada más y nada menos que Brasil es el primer rival a enfrentar. Aquella selección a la que solo le ganamos una vez en 8 partidos jugados en esta categoría. Fue el 2-1 de la fase de grupos del torneo de Ecuador en 2007, bajo la dirección técnica de Juan José Oré. En aquel equipo de los ‘Jotitas’, Néstor Duarte tomó la posta de capitán. Diez años más tarde, Aoki carga con la mochila de ser el líder en Perú. Desde ese lugar, pinta el escenario de posibilidades en el torneo.

“Apenas salió el sorteo, el profesor Ahmed (director general de la Unidad Técnica de Menores) nos dijo que le gusta que haya sido así el grupo porque esos partidos son los que cada chico de 16 años quiere jugar en su vida. Jugar contra las potencias. En el Sudamericano, nos van a ver gente de todo el mundo y si ven que le hemos marcado tres goles a Brasil, dirán “este ya está para Europa”. Es una experiencia única y hermosa. Si presionamos bien a Brasil y a Argentina, le podemos hacer buen partido. Podemos jugarle de igual a igual porque somos un equipo que presiona bastante y recuperamos bien rápido. Tenemos que sacar puntos entre esos dos partidos porque cada punto vale bastante para clasificar a la hexagonal”, explica el juvenil mediocampista de Sporting Cristal.

Durante el 2016, la selección peruana sub-17 disputó varios partidos internacionales de preparación. Uruguay, Paraguay, Colombia, México, Japón, Venezuela, Chile y Bolivia se midieron contra Perú. En el balance general, los resultados negativos inclinan la balanza. Sin embargo, en algunos encuentros, las derrotas no correspondieron al desarrollo del juego para Aoki. “Perdimos contra México 1-0 pero dominamos el partido. México terminó el campeonato (Copa UC Chile) con cero goles en contra. También jugamos con Colombia y los dominamos totalmente. Hubo un error en la defensa en salida y nos marcaron. Luego, se cerraron atrás. Los pasamos por encima. Contra Venezuela fue igual”.

Tadashi Aoki Selección sub-17 Perú

Perú vs Colombia. Partido disputado en la Copa Universidad Católica de Chile en diciembre del 2016. Aoki estuvo presente como capitán en esa gira internacional. / Universidad Católica de Chile

Hace 11 meses aproximadamente, esta misma selección perdía 8-0 ante Francia en el Mundial de Montaigu, donde también enfrentaron a Irlanda del Norte, Marruecos y Rusia. Un resultado que abrió espacio para las inevitables y numerosas críticas de la tribuna. Era la primera gira internacional de Perú con un equipo que recién empezaba a andar las ruedas del coche. Mientras que en la vereda de enfrente había una gigante europeo más preparado en todo sentido. Pese a las diferencias, la huella de una derrota abultada pegó en su momento.

“Fue durísimo. Cuando jugamos contra los demás países, todos los partidos fueron parejitos. Solo que no metíamos los goles. Francia nos hizo los goles muy fácil. Todas las que tuvo fueron goles. Tampoco nos preparamos muchos. En ese momento Francia estaba muchísimo más preparada. “(En el vestuario) Todos estábamos callados porque nunca pensamos que nos iban a meter tantos goles. Recuerdo que el profesor Ahmed rescató a varios jugadores. En ese momento dijo que cinco o seis jugadores estuvieron al nivel. Pero más que gritarnos nos dijo que el trabajo iba a ser a largo plazo y él era el responsable de todo”, recuerda.

Tadashi Aoki considera que la etapa de formación no puede significar una justificación o licencia cuando se presentan este tipo de resultados. ¿Sientes que a veces nos olvidamos que están en una etapa de aprendizaje? “Se puede decir que sí, pero cuando juegas con Perú ya es competencia. No importa si te sirve de experiencia o no porque igual es ganar o perder”.

En meños de dos años, Aoki disputará un torneo continental de CONMEBOL por segunda vez. Oré lo incluyó en la lista de la selección peruana sub-15 para el Sudamericano de la categoría en Colombia que se desarrolló en 2015. La campaña se distanció totalmente del equipo que logró el título dos años antes en Bolivia y clasificó a los Juegos Olímpicos de la Juventud Nanjing 2014. Pero en un desenlace empañado por la decepción deportiva, hay un capítulo satisfactorio que permanece en la retina de Aoki.

“Nunca pensé jugar un Sudamericano por Perú. Fue bien lindo. Fueron mis padres y mis dos hermanos. Se sintieron bastante orgullosos. Pese a perder los tres primeros partidos en los grupos, seguían alentando. Es increíble la sensación de estar en la cancha con la camiseta de la selección y ver a tu familia. Le ganamos a Chile al final y pude darles una alegría”.

Asimismo, el ritmo de juego que encontró en el Sudamericano Sub-15 le dio una cachetada al modesto nivel de Copa de Plata en la Copa Federación donde jugaba holgado en AELU. A partir de esa experienciea internacional, Aoki Nakama siente que llega al torneo Sub-17 con más kilometraje. “Comparado con los que no han jugado un partido internacional, supongo que sí es una ventaja. Recuerdo cuando jugué mi primer partido oficial contra Uruguay. Fue sorprendente porque te acostumbras a un ritmo que es más lento. El primer partido que jugué me sorprendió porque no podía tener el balón ni un segundo. El ritmo era ida y vuelta. Todos estos partidos te dan bastante roce internacional. Ya conozco cómo juega cada país y dónde tengo que estar parado en cada momento. Por eso, me da bastante ventaja”.

Culminado el Sudamericano Sub-15, Telmo de Andrés -entonces Jefe de la Unidad Técnica de Sporting Cristal- conversó con Manuel Uchida, su homólogo en AELU, para que Aoki vaya a realizar la pretemporada en La Florida. El volante de 16 años se incorporó al club rimense de manera oficial y compitió la Copa de Oro del torneo federativo en la categoría 2000. Más allá de que estuvo lesionado, revalidó el liderazgo que ya mostraba en AELU y en su primer año, le dieron la cinta de capitán.

“Estaba acostumbrado prácticamente a mandar en el campo porque como estoy en el medio siempre me ha gustado decir “presiona” “cuida tu espalda” . Siempre paro hablando. Me gusta hablar dentro del campo. Me concentro más en el partido y doy confianza a los demás”.

Anthony Aoki-Sporting Cristal 2000

Tadashi Aoki asumió la capitanía de la categoría 2000 de Sporting Cristal en su primera temporada en tienda celeste. / La Nueve

En Cristal, Aoki goza de más libertad para desempeñarse como un mediocampista mixto. Sus dos pulmones le dan abasto para sostener el ida y vuelta en Federación. Sin embargo, en la selección cumple un rol más defensivo por el ritmo asfixiante del fútbol internacional. “Cuando juego de mixto en Cristal y ataco, me da el físico. En cambio, cuando juego en la selección me muero, si voy a atacar y defender. Me costaría un poco más”. Tiene que ver también con su ubicación como único mediocentro que se convierte en un tercer central ante el ataque del rival. “Cuando el otro equipo juega con dos delanteros y nosotros jugamos con dos centrales, siempre me dicen que me ponga entre ellos dos para no quedar mal parados”, comenta el nominado a Mejor Jugador de la Copa Federación en la Noche de Estrellas 2017.

Perú sub-17 nómina oficial Sudamericano de Chile

Aoki arrancó como capitán en los partidos amistosos que Perú sostuvo ante Bolivia en Lima en febrero del 2017. / FPF

La selección peruana sub-17 tiene en la primera línea de volantes un jugador técnico y organizador que destaca por sus cambios de orientación. De acuerdo a lo que manda la pauta del patido, el pie derecho de Aoki está listo para jugar en primera o mandar un envío largo. “Desde bien pequeño. Siempre he tenido la facilidad de patear fuerte y hacer cambios. Eso es lo que más me caracteriza. Si un lado está bien lleno, me gusta cambiar al otro lado. La clave para dar un buen cambio de orientación es pararse bien y antes de que venga la pelota saber a quién darle y controlarla. Hay veces que conviene darle al espacio para que el extremo le gane al lateral. En la selección es más complicado porque apenas tienes el balón ya hay uno atrás tuyo. Tienes que darla siempre en primera o jugar para atrás. Si me dan un segundo, doy pase largo. Un segundo es valiosísimo en el fútbol”.

El Sudamericano Sub-17 de Chile será el primero que sostendrá Perú bajo un plan de trabajo elaborado por una Unidad Técnica de Menores. Cerca de 30 microciclos de entrenamientos antecedieron el viaje de la selección al país sureño. Convocatorias nacionales que hicieron la disputa por un lugar en la nómina final mucho más competitiva. En ese sentido, Aoki está convencido de que la planificación no dejó ningún cabo suelto en el camino.

“Han sido bastantes duros los entrenamientos. Hemos mejorado muchísimo. Se ha invertido mucho en la preparación física con el nuevo comando técnico. Estamos bien preparados. Hemos trabajado bastante tiempo y considero que somos un equipo que tiene mucho toque, presión alta y velocidad por bandas. Si tenemos confianza para el gol, podemos hacer grandes cosas”.

Cuando Perú lograba la clasificación histórica al Mundial Sub-17 de Corea del Sur en 2007, Anthony Aoki era apenas un niño de 7 años que pateaba fuerte el balón. Una década después, forma parte de un grupo de 23 jóvenes que asumen el compromiso y la responsabilidad de representar a su país. El mismo adolescente de 16 años que terminará su etapa escolar en la modalidad a distancia para no perder muchas clases encabeza el sueño mundialista como capitán. El peruano de origen japonés quiere estar en la Copa del Mundo de India.

Aoki Amistoso en Chiel

Aoki carga la Copa Rancagua Ciudad Capital, luego de que Perú superó 1-0 a Chile en un partido amistoso disputado en la ciudad de Rancagua, una de las dos sedes del Sudamericano Sub-17. / Municipalidad de Rancagua

 

 

SUBIR