Plan de Menores FPF

Copa Reto Regional: más de 150 jugadores fueron captados por clubes de Primera División

_DSC0302

Más de 150 jugadores fueron incorporados por clubes de Primera División para los torneos Sub-15 y Sub-17.

En el 2016, la Federación Peruana de Fútbol implementó la Copa Reto Regional como parte del plan de descentralización y masificación del fútbol en el país. Un torneo que reunió a 20 selecciones regionales en las categorías Sub-14 y Sub-16 (40 en total) representadas por 720 jugadores seleccionados para integrar el Centro de Desarrollo de su región.

Considerado uno de los pilares del Plan de Menores de la FPF, la Copa Reto Regional guarda suma importancia porque impulsa el desarrollo de una línea de carrera para el futbolista juvenil y constituye uno de los requisitos del Sistema de Licencias FIFA, aplicado en el fútbol peruano, a través del cual se les exige a los clubes de Primera División contar con categorías Sub-15 y Sub-17 a partir del 2017, además de Reserva.

En ese sentido, el balance estadístico de la primera edición del campeonato arroja que 154 jugadores de 21 Centros de Desarrollo a nivel nacional han sido captados por cerca del 90% de los clubes que compiten en Primera División. Es decir, 14 de los 16 equipos profesionales comprendidos en la máxima categoría del fútbol peruano fueron incorporados a sus filas en las categorías Sub-15 y Sub-17. Deportivo Municipal y Sport Rosario son los dos únicos clubes que no seleccionaron talento juvenil de la Copa Reto Regional (En sus lugares, aparecen Academia Héctor Chumpitaz y Esther Grande de Bentín, que no tienen equipo profesional). Al haber ascendido para la temporada 2017, Sport Rosario tiene un año de licencia para cumplir con este requerimiento. Sin embargo, Cantolao, el otro ascendido, sí figura en la lista.

De acuerdo a la información proporcionada por la Federación Peruana de Fútbol, Cusco encabeza el ranking de regiones que más futbolistas aportó con 24, sucedida por Arequipa (19), Cajamarca (17) y Piura (16). Entre todas la selecciones regionales y Centros de Desarrollo aportantes suman 75 y 79 jugadores de las categorías Sub-15 (2002 o menor) y Sub-17 (2000 o menor) respectivamente. Muchos de ellos competirán en el Torneo Centenario de Clubes que en su primera edición contará con la participación de los clubes de Primera División -confirmados 14 hasta la fecha- en ambas categorías.

«…48 equipos, que serían una Sub-15, una Sub-17 y una Reserva, van a estar desde marzo hasta noviembre jugando a lo largo de todo el país y dándole esa competencia que tanto necesitan las regiones y los equipos entre sí», explicaba Daniel Ahmed, director de la Unidad Técnica de Menores, en una entrevista con La Nueve mientras se encontraba en el Estadio Elías Aguirre (Chiclayo) supervisando el acontecer de la Copa Reto Regional Zona Norte (noviembre del 2016).

Gracias al sistema de visorías realizado por la Unidad Técnica de Menores a nivel nacional durante el 2016, se logró integrar el Centro de Desarrollo con el talento más destacado en cada región del radio de acción a efectos de aumentar el nivel competitivo del Torneo Centenario de Clubes. Este se convertirá en la principal fuente de selección de los jugadores que conformen las selecciones peruanas Sub-15 y Sub-17.

La Copa Reto Regional ha supuesto un mecanismo novedoso en la observación y captación de futbolistas para los clubes de Primera División. Acostumbrados a otros métodos de visoría, respondieron en su mayoría a la iniciativa de la FPF que buscó mostrarles en competencia a los mejores jugadores juveniles del país para que puedan nutrir o potenciar sus categorías inferiores.

A diferencia de Alianza Lima, Sporting Cristal, Universitario, San Martín -por mencionar a los equipos de Lima, clubes con nula o limitada base de jugadores en divisiones formativas han aprovechado la Copa Reto Regional para captar el talento que no tienen. Tal es el caso de Real Garcilaso del Cusco que es el club de Primera que más futbolistas ha incorporado a sus categorías Sub-15 y Sub-17 con 24 en total.

Si bien es cierto que la Copa Reto Regional simboliza la confirmación del plan institucional y de la voluntad de la Federación Peruana de Fútbol por descentralizar el fútbol peruano, el trabajo de escarbar a nivel nacional para hallar el metal más preciado se verá rentabilizado siempre y cuando los clubes de la Primera División tengan las condiciones materiales más adecuadas, la metodología correcta, el personal docente más capacitado, entre otros aspectos, para ser capaces de formar bien a un chico de 14 o 16 años que ha dejado su hogar, su familia, su ciudad, con el objetivo de convertirse en fubtolista profesional.

Al respecto, según Ángel Salinas, coordinador de Creciendo con el Fútbol y uno de los principales colaboradores en la organización de la Copa Reto Regional, la idea era que los «talentosos vayan a clubes cercanos a su región para que se desarrollen con mayor comodidad y de manera descentralizada». No obstante, como se comentó en un post anterior, sería recomendable la implementación de un mecanismo que transparente las negociaciones entre jugadores, padres, academias y clubes para que se lleguen a acuerdos justos en beneficio del crecimiento deportivo del menor.

El Plan de Menores ha dado un paso importante en la tarea de amplificar el universo de jugadores que tanto se justifica como la causa de fondo del fracaso deportivo de las selecciones juveniles y mayores. Dependerá de los clubes y de la Federación Peruana de Fútbol asegurar que la cantidad del talento vaya acompañada de la calidad. Los primeros esfuerzos de esta labor se podrán detectar en el calendario de competencias juveniles que depara el 2017 y donde se espera también que el valor del aprendizaje, el gusto natural del juego y el enfoque formativo persista. Siempre.

Jugadores Centros de Desarrollo Sub 15 y Sub 17

Gráfico que muestra la cantidad de jugadores Sub-15 y Sub-17 captados por clubes de Primera División. / FPF

Fuente: FPF

SUBIR