Coaching deportivo

Gustavo De Villena: “El deportista tiene que saber la relación de lo que hace o no, con el objetivo y la meta”

20170420_161617

El hoy gerente deportivo de Cienciano conversó con La Nueve sobre la importancia del coaching en la vida de un deportista y cómo conseguir resultados favorables.

En los últimos años el coaching deportivo ha tomado una gran importancia. En el Perú cada vez son más las personas que deciden incluir estos programas en su vida diaria, buscando mejores resultados en su carrera. Gustavo De Villena, uno de los más destacados en esta rama, habló con La Nueve sobre el tema.

Su trabajo como coach deportivo consiste en sesiones de 40 ó 60 minutos, una vez por semana. Si el deportista consultado está en Lima, se contacta con él de manera presencial. Sin embargo, si se encuentra en otra región del Perú o en el extranjero, se procede por medio de alguna aplicación virtual. En el transcurso de la semana hay un seguimiento: se ve si el deportista puso en práctica lo hablado y se identifican nuevos puntos para reforzarlos en la siguiente semana.

“Tenemos que conocer a la persona, explicarle un poco lo que hacemos, ver si hay un tipo de afinidad o interés real, si va acorde a sus tiempos, su nivel de profesionalismo, de sus ganas o de inversión”, expresa De Villena. El coaching deportivo tiene una inversión de tiempo, ganas, compromiso y economía. Es un complemento para que los deportistas den lo mejor de sí en los diferentes escenarios que le pueda plantear la vida.

Se busca que la persona reconozca los recursos que posee como deportista y que sepa lo que debe hacer en cada momento de su vida. “Ayuda a que te conozcas y veas los recursos con los que cuentas cuando te va bien y cuando no, si estás en tu ciudad o no, cuando estás lesionado o estás bien, a comer cuando tienes que comer, dormir cuando tienes que dormir. El coaching deportivo hace que te conozcas del todo: tu relación con tu familia, con tus representantes, cuerpo técnico y compañeros”, explica.

20170420_160958

Consciente de que el mundo del futbolista sufre cambios con bastante regularidad, Gustavo De Villena contribuye a que estos no los afecten. “No eres el mejor cuando las cosas salen bien, ni eres el peor cuando no es así. Tienes que acostumbrarte y lograr una estabilidad. Cuando lo haces, vas a tener más consistencia y mayor probabilidad de lograr tus metas”, manifiesta.

Dependiendo de la situación, el coaching deportivo es experimental. Una herramienta puede funcionar con una persona, pero no con otra. Gustavo De Villena afirma que cada sesión debe ser distinta a la otra, dependiendo a quien va dirigida y su manera de ser. Existen quienes se sobreponen a un problema en una hora, así como los que demoran días en hacerlo.

El aspecto psicológico es un complemento en el deportista de alto nivel, como el tema táctico, técnico, físico o nutricional. “Por estar muy bien de la cabeza no vas a ser el mejor, ni por ser el más técnico o táctico. El deportista tiene que ser integral, tener una buena relación con sus padres, estar rodeado de gente que lo guíe”, comenta.

“Una persona aprende cómo enfrentar las situaciones futuras. El coaching no genera dependencia. Puedes estar con un coach uno o dos años, se corta el proceso y él va a seguir con los mismos resultados. Lo que logre es a raíz de su propio esfuerzo o capacidad”,  explica De Villena dejando en claro la personalización de cada una de las sesiones que debe tener el coach deportivo.

La visualización a futuro se puede dar en algunos profesionales y en otros no. Es necesario considerar al deportista lo suficientemente preparado para hacerlo, porque sino se puede alejar de la meta trazada. “No puedo decirle a un jugador que se sienta campeón cuando no sale ni en lista, como no puedo pedirle que se sienta goleador cuando no tiene la oportunidad de marcar ni una vez”.

20170420_161359

“El deportista tiene que saber la relación de lo que hace o no, con el objetivo y la meta. Con eso se logra que la persona esté motivada”, manifiesta. “Lo último que se hace en el mundo del coaching es decirle a la persona lo que tiene que hacer, pues se generaría una dependencia. El deportista debe saber lo que debe realizar, pero para eso hay que tener un trabajo previo”.

Gustavo De Villena trabaja actualmente como gerente deportivo del club Cienciano del Cusco, que disputa la segunda división del fútbol peruano y lucha por subir a la primera. Asimismo, es coach deportivo de algunos futbolistas profesionales.

SUBIR